Cigudosa (Soria) = Molinos Fríos. “Cuatro molinos harineros” (Madoz)

Nuestra Historia, Nuestro Presente

Descendiendo por la carretera dirección Cigudosa, al llegar al penúltimo kilómetro se divisa desde ese lugar un núcleo rural compuesto por cerca de 175 casas, cada una de ellas de larga historia y levantada piedra a piedra con el sudor y la vitalidad de los vecinos de esta villa. Pero lo que posiblemente llame la atención sea una casa que sobresale del resto, es la Torre árabe.

Este torreón data de los siglos del dominio árabe en Hispania, y desde su parte más alta se podía divisar su fértil huerta cuyas fracciones han permanecido inalterables a lo largo de los siglos. En la historia de esta villa, acerca del torreón no se tiene conocimiento de sucesos relacionados con él; de lo poco que se sabe es que fue posesión del ilustre Conde de Aguilar, título que en la actualidad posee el Conde de Hinojosa, y posteriormente fue vendida a un vecino de Cigudosa. En la actualidad esta torre está acondicionada como vivienda y su altura rebajada dos o tres pisos de la inicial. Posee todavía en su fachada saetas árabes, así como pequeños ventanucos de tiempos ya lejanos.

Es admirable el contraste entre la historia y la tradición con el presente tan moderno e innovador.

Otro edificio de interés patrimonial es la iglesia parroquial de San Pedro. Es de espadaña alta y gruesa con tres campanas, y un poco más alta tiene su cúpula hexagonal, rematándola la clásica veleta. Es una construcción románica de entrada porticada fechada en el siglo XVIII. En su interior lo primero en ver es el coro, parte elevada de la Iglesia donde jóvenes y no tan jóvenes acompañan con sus voces los cánticos que en misa se entonan.

El retablo principal del altar mayor es de estilo churrigueresco, precedido por la imagen policromada de San Pedro. De este mismo estilo son los retablos de la Virgen del Rosario y San Juan Bautista. De un estilo más barroco son los retablos del Cristo, de San Antonio, las Animas y la Soledad. Posee también un candelero para el cirio pascual, la cruz procesional, las lámparas colgantes para aceite, la pila bautismal labrada en una sola piedra arenisca, la cajonería de nogal en relieves, y en una pequeña capilla de reciente creación se encuentran las figuras acaecidas tras la restauración del retablo del Cristo datadas de la Edad Media y de gran interés artístico y cultural.

Cerca del altar mayor se encuentra el paso de San Baudelio, santo de gran fe profesada por los habitantes de la villa y cuya imagen ha sido también restaurada y embelesada con gran arte y profesionalidad. Y que en su honor se levantó una ermita que se puede ver camino de las huertas y dirección hacia Valdeprado. Dicha ermita fue la percusora de la edificación de la actual iglesia.

Existe entre la iglesia y el torreón un nexo que es la existencia de pequeños túneles que comunican entre ellos y además de con otras casas más.

Por último merece la pena mencionar la existencia de ruinas en el mojón, limite con Valdeprado, llamado el villar de Cigudosa cuya historia y origen en el tiempo se perdió, al igual que el puente que cruza el río Alhama sobre el que existe la controversia sobre su edad, algunos afirman que sus cimientos son árabes y los otros que son romanos.

¡¡¡Ojalá hubiera un historiador que se acercará hasta la villa y estudiará e indagará sobre todos estos misterios que están sin resolver, y que posiblemente enriquecería la historia de Cigudosa, y a su vez la de la provincia entera!!!

Visita y Descubre

Torre militar con objetivo defensivo de la cuenca del río Alhama. Construído ante el hostigamiento de las fuerzas cristianas del Reino de Pamplona.
Se conservan saetas y ventanucos de la época.
Construcción románica de entrada porticada fechada en el siglo XVIII. Posee un altar mayor de estilo churrigueresco, precedido por la imagen policromada de San Pedro. Retablos aledaños de estilo más barroco.
La creencia popular le confieren su origen en la época romana, pero su imposta y calzada son de estilo más moderno, reconstruidos posiblemente tras una fuerte riada. Todo parece indicar que los pilares se reforzaron durante la época de influencia árabe.
Su nombre hace referencia a un desaparecido Portillo medieval que existía en esta calle. Este portillo estaría en la muralla defensiva que protegía el pueblo de Cigudosa.
Las únicas referencias visibles de la muralla defensiva que existía son observables en la parte inferior de la Torre. Actualmente, en las casas que dan a “las huertas de la plaza” se puede observar cómo comparten fachada plana, que es lo mismo, la Muralla.
Campana
Puente
Cigudosa
Galerías

Cigudosa es una villa mágica y maravillosa. Descúbrela.

Aunque las palabras sean hermosas, no hay mejor palabra que una imagen. Se captura el instante y éste permance inmóvil a pesar que el tiempo pase.

Galerías